Creciente demanda de rehabilitación y estética dental

Estética dental

Ya sea por querer mejorar nuestra apariencia o porque ciertos profesionales requieran de una buena estética, como pueden ser azafatas/os, modelos, comerciales, actores o actrices, el caso es que cada vez se demandan más los trabajos de rehabilitación y estética dental.

Si un diente se estropea, hay solución

Rehabilitación y estética dental y funcionalPero hay casos en los la recuperación de la estética dental se hace más perentoria porque provenga de un accidente o algún otro tipo de problema que causa un desperfecto o una rotura fortuita en una o varias de las pieza dentales, provocando molestias en las funciones bucales diarias (usamos la boca a todas horas) e incluso una sonrisa o una boca antiestética.

Por suerte, en los últimos años las técnicas de rehabilitación y estética dental han mejorado mucho, los dentistas nos hemos ido especializando y hoy en día hay muchas herramientas maravillosas que permiten tratar una boca parcial o totalmente, obteniendo resultados excelentes en cuanto a preservar mayor cantidad de tejido del diente y devolver la belleza y la funcionalidad de cada pieza dental.

Ejemplo de técnica con onlay cerámico

Este es un caso de incrustación y onlay cerámico, ya tiene funcionando perfectamente tres años. Ofrece alta resistencia, buena función y belleza.

Preparación de piezas de onlay cerámico Piezas de onlay cerámico Piezas de onlay cerámico en la boca

Una dentista en Álora bien preparada

Soy una odontóloga generalista que se preocupa por mantenerse formada con las técnicas de rehabilitación y estética dental más recientes y procuro hacerme con las mejores herramientas para cada caso. Así, como profesional conozco los métodos adecuados de rehabilitación y estética y acudo a cursos continuamente. Además, en mi clínica dental en Álora dispongo del material necesario para recomponer un diente, mejorar una sonrisa, rehabilitar toda la boca, etc..

No obstante, no hay que olvidar que son tratamientos complejos que requieren:

  • Una buena historia clínica.
  • Estudio de modelos y fotos del paciente.
  • Un buen diagnóstico.
  • Un buen plan de tratamiento.
  • Un protocolo de acción bien organizado.

Por lo que en estos casos lo importante es tener un poco de paciencia y dedicarle el tiempo que necesitan. Al final, se conseguirá una rehabilitación total de los daños, una mejora importante de la estética dental y de la función bucal diaria.